Restaurar es más que darle vida al pasado, es preservar la memoria en el presente y mantener el patrimonio para el futuro

sábado, 25 de julio de 2009

Iluminación de obras de Arte

Cuadros:

- Tela: Para conservar la obra en buen estado, la luz debe ser indirecta. Cuando la técnica es óleo o acrílico, evitar la incidencia directa de los rayos solares, ya que generan alteración en el color, igualmente los cambios de temperatura entre el día y la noche, afectan la obra haciendo que con el tiempo, se resquebraje la pintura, sufriendo pérdidas de la misma. Si se ilumina con lámparas incandecentes, tener en cuenta que no queden cerca, ya que el calor que emiten, también genera daños considerables en la zona donde esté ubicada.

Lo ideal, es disponer de una luz o una serie de luces suaves, que realcen las cualidades pictóricas de la imágen.


- Enmarcada con vidrio: La ubicación de la iluminación, se debe hacer teniendo en cuenta que no refleje en el vidrio para evitar la observación de la obra

No hay comentarios:

Publicar un comentario