Restaurar es más que darle vida al pasado, es preservar la memoria en el presente y mantener el patrimonio para el futuro

lunes, 4 de marzo de 2013

Estaciones férreas: entre el olvido y las nuevas inversiones - El Colombiano

Estaciones férreas: entre el olvido y las nuevas inversiones - El Colombiano


Estaciones férreas: entre el olvido y las nuevas inversiones

Desde marzo de 2012 con el Plan de Recuperación de Estaciones se han invertido cerca de $2.000 millones.
POR MARÍA VICTORIA CORREA | Publicado el 4 de marzo de 2013
De las 555 estaciones de ferrocarril que hay en el país, estamos en la de El Limón, en Cisneros, Antioquia, y aquí huele a cemento. A sudor de trabajadores. A moho. Sin preguntar por ellos, aparecen los recuerdos que van de boca en boca, que se dejan manosear y que cuentan que hace décadas aquí olía a pasajeros, a afán, a abrazos. Aquí paraba el tren.

Hoy huele a cemento y hay canecas apiladas y cascos y palas porque desde enero la estación es el depósito de materiales de la obra de rehabilitación de la línea férrea que adelanta el Instituto Nacional de Vías, Invías.

Rescatadas del olvido y convertidas en nuevo patrimonio nacional, las estaciones serán manejadas por alcaldías, empresas turísticas y hasta por las Fuerzas Militares. En ellas funcionarán escuelas, bibliotecas, sistemas de comunicación, proyectos de recreación y turísticos entre otras iniciativas.

Contratistas y autoridades locales aseguran que en un par de meses ese cemento y esas canecas no deberán estar en la estación ya que se espera que comience su rehabilitación en beneficio de la historia y del patrimonio. 

Así como ha pasado con diez estaciones férreas de todo el país que han sido intervenidas tras la implementación del Plan Nacional de Recuperación de Estaciones de Ferrocarril, que se inició en marzo 2012 y que adelantan el Invías y el Ministerio de Cultura y en el que se ha invertido cerca de 2.000 millones de pesos.

Esperando intervención
Aunque el Ministerio de Cultura aún no le ha dado el visto bueno a la intervención de la estación de El Limón que, según las autoridades locales, tendrá un costo de $340 millones, se espera que al igual que la estación de Piendamó, Cauca, estén priorizadas este año y su intervención sea un hecho.

A tan solo 10 minutos de El Limón y tras un viaje en motorriel en el que la oscuridad del túnel de La Quiebra te hace rezar, aparecen con su alharaca las señoras de la tercera edad que al mediodía realizan actividades recreativas en la estación Santiago, del municipio de Santo Domingo.

Sentados, como recibiendo clase, uno detrás de otro, los abuelos ocupan uno de los salones de la estación que antes funcionaba como taquilla y en medio de las actividades una de las señoras recuerda que ella venía a comprar pasajes aquí, donde hoy juega con sus vecinas, y que en ese tren que ya no pita, viajaba a Medellín. 

"No, no me pregunte cuánto valía, no recuerdo, tal vez 50 pesos. Lo que sí recuerdo es que en semana a esta hora, a la estación no le cabía la gente", dice.

De acuerdo con el Ministerio de Cultura, en el país hay 26 estaciones en "alto estado de conservación" y que han sido objeto de obras de intervención en diferentes momentos. Y la de Santiago, en donde justo ahora los abuelos reciben clase, aparece en la lista.

A pesar de esta intervención que tiene a la estación rodeada de flores, pintada de blanco y rojo, con las puertas limpias y con el techo sin moho y sin goteras, uno de los salones está ocupado por los contratistas que están rehabilitando la línea férrea y también huele a cemento y a sudor, hay canecas y palas. La esperanza es que en dos meses cuando las obras terminen, el salón vuelva a ser de utilidad para la comunidad.

A 30 minutos de la estación Santiago se siente el olor a comida de la estación Botero, ubicada en este mismo municipio. Aquí huele a finca. A ropa recién lavada. Hay música a todo volumen. Desde hace ocho años viven seis familias que se repartieron los salones de la estación.

Una de las familias es la de Henry y Claudia, quienes aseguran que viven en la estación porque cuando llegaron hace ocho años, sencillo, estaba desocupada. La cama de esta pareja queda justo en la taquilla y su cocina al lado de la puerta principal, justo donde Claudia sirve una limonada.

"Nosotros lo que hacemos es cuidar la estación. Han venido varias veces y nos dicen que aquí van hacer un proyecto turístico, pero no concretan nada y además tampoco nos dan una opción de vivienda, pero esto es una casa como todas, solo que el techo nuestro es muy alto".

Recuperando la historia
En la estación Lleras, en Algarrobo, Magdalena, ubicada a 630 kilómetros de El Limón, también huele a cemento y el sudor de los trabajadores se hace evidente con los cerca de 40 grados de temperatura.

Pero los trabajadores y el cemento y la arena y el golpe del martillo ahora se deben a que esta es una de las estaciones que el Invías rehabilitará este año.

La alcaldesa Liceth Prieto explicó que hasta hace un par de meses, la estación Lleras se estaba cayendo y que tras un abandono de décadas su administración postuló un proyecto en el Ministerio de Cultura para recuperarla.

"Ya está bastante avanzada la restauración que cuesta 120 millones de pesos. El proyecto contempla que en la estación funcione el centro de comunicaciones de las Fuerzas Militares y sea un sitio turístico", explicó la mandataria.

Aquí es donde aparece el Invías, que es el dueño del 80 por ciento de las estaciones del país. Pero, ¿por qué Invías? La respuesta la tiene Gabriel Esper Cassin, subdirector de la Red Terciaria y Férrea del Instituto, quien explica que tras la liquidación de la Empresa Colombiana de Vías Férreas (Ferrovías), Invías asumió el dominio sobre los bienes inmuebles que eran propiedad de esta, es decir, "que las estaciones del ferrocarril son propiedad del Invías, sin embargo el 20 por ciento son de otros actores públicos o privados".

Indica el funcionario que todas las actividades relacionadas con la restauración de las estaciones han contado con la asesoría y aprobación del Ministerio de Cultura.

"En términos generales ha sido un trabajo gratificante tanto para el Instituto como para los usuarios y vecinos de estos inmuebles, quienes al ver un cambio que puede ser pequeño, pero beneficioso manifiestan su agrado". 

El Ministerio de Cultura entrega el diagnóstico que en el 2008 realizó en conjunto con la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Revela que "no se sabe cuántas estaciones están en pie y pueden entrar en un esquema de rehabilitación".

Voceros del Ministerio señalan que en la actualidad se está adelantando una consultoría con el objeto de tener el inventario, estado de conservación, definición del área afectada y de la zona de influencia de 160 estaciones en 10 departamentos.

En las estaciones El Limón y Lleras quedan el olor a trabajo, el golpecito del martillo que no descansa, los trabajadores que van y vienen, la carrilera sin tren y la expectativa que aunque advierte que el tren no volverá, sí volverán los turistas y con ellos los recuerdos que no dejarán morir el chaca-chaca del gusano de acero.

PARA SABER MÁS

RESTAURACIONES PENDIENTES

Actualmente se encuentran radicados en el Ministerio de Cultura, por parte de las alcaldías de Cisneros, Antioquia, y Piendamó, Cauca, los proyectos de intervención de las estaciones El Limón y Piendamó, los cuales están en evaluación. Se está formulando el Plan Especial de Manejo y Protección de las estaciones Armenia, Quindío y Café Madrid, en Bucaramanga, Santander; y los estudios técnicos y proyecto de intervención de las estaciones Quimbaya y Salento, Quindío.

ANTECEDENTES

USO DE LAS ESTACIONES FÉRREAS

De acuerdo con el Ministerio de Cultura los departamentos en donde hay mayor concentración de estaciones son Cundinamarca, Antioquia y el Valle del Cauca. El 40 por ciento están invadidas, el 27 por ciento, desocupadas, el 15 por ciento en comodato, el 10 por ciento, concesionadas y 8 el por ciento son de privados. También advierte que el uso que se le dan el 70 por ciento es habitacional.

EN DEFINITIVA

Desde marzo de 2012 con la formulación del Plan Nacional de Recuperación de las Estaciones del Ferrocarril se han recuperado 10 estaciones. Este año las inversiones serán de $632 millones.http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/E/estaciones_ferreas_entre_el_olvido_y_las_nuevas_inversiones/estaciones_ferreas_entre_el_olvido_y_las_nuevas_inversiones.asp

No hay comentarios:

Publicar un comentario