Restaurar es más que darle vida al pasado, es preservar la memoria en el presente y mantener el patrimonio para el futuro

sábado, 2 de abril de 2011

Recomendaciones durante temblores

En este momento en que el mundo se sacude tan fuertemente, ya que en promedio son de 5 a 8 terremotos con grado superior a 4 en la escala internacional, es importante que tengamos precauciones básicas para evitar ante todo, sufrir heridas de consideración debido a objetos que caen de estanterías o de las paredes.

Hemos visto los videos del reciente sismo en Japón, y al ver caer tantos objetos, es entendible que muchas de las heridas que las víctimas sufrieron fueron debido a este motivo.   Aunque no podemos controlar el suseso natural, sí podemos disminuir la posibilidad de sufrir heridas graves al tener control sobre los objetos en nuestra casa o lugar de trabajo. 

Bibliotecas: 

Si en casa tenemos estanterías fijadas a la pared, con puertas, es muy importante que sepamos que los libros al deslizarse pueden romper los vidrios y generar heridas, por lo tanto, hubicar la mesa de lectura fuera del área para permitir una circulación adecuada y en el caso de que se presente rotura de los vidrios, no caerán sobre quién esté cerca.   Otra opción muy práctica, es reemplazar el vidrio por un material plástico o acrílico similar que no se rompa y si hay movimientos fuertes, evitará que los libros se salgan.  Mantener las puertas cerradas también es importante.  Si se dispone de recursos, cubrir los vidrios con película de seguridar, que mantendrá la transparencia y en vez de astillarse en filosas aristas, se desmorona en pequeños fragmentos con bordes lisos.    


Como norma de seguridad básica tanto en casa como en lugares de trabajo o estudio, las estanterías para libros, revisteros y objetos diversos, deben estar apoyadas contra la pared y distribuyendo el peso de abajo hacia arriba.  Los libros más pesados al estar abajo, mantendrán la estructura más estable y disminuirá el movimiento. Colocar los muebles en sitios que no afecten la circulación de las personas, ni llenar el espacio con cables, equipos varios y generando un ambiente de alto riesgo en seguridad.

Las áreas de circulación deben ser diseñadas desde el inicio, antes de acomodar muebles pesados, o fijarlos a la pared.  Para ello, lo adecuado es hacer un recorrido por toda la casa y ubicar los puntos de salida más rápidos, evitar dejar muebles en las esquinas, o contra las salidas de las puertas; no tener nada acumulado  en la entrada principal y si existe garaje, tampoco objetos que eviten salir con prontitud.  

Los electrodomésticos deben ir en lugares seguros, estanterías pesadas, y no tener objetos encima, y si van fijados a la pared, verificar que el soporte tenga el suficiente anclaje para evitar que caigan sorpresivamente.
Mantener el área limpia, y que facilite el mantenimiento, evita además de sufrir heridas durante un sismo, que por sí mismos se constituyan en un peligro.  El 70% de los accidentes caseros son más graves que los que se dan en un accidente de tránsito; asumimos que nuestros hogares son seguros, pero no los diseñamos para que lo sean.  

Las normas que se aplican en Museos son válidas para los hogares.  La base es tener sistemas de evacuación adecuados y esto significa vías sin obstáculos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario