Restaurar es más que darle vida al pasado, es preservar la memoria en el presente y mantener el patrimonio para el futuro

sábado, 14 de septiembre de 2013

Hallan piezas arqueológicas en el cerro Pan de Azúcar


Territorio

Archaeological objects were found in Pan de Azúcar mount
Hallan piezas arqueológicas en el cerro Pan de Azúcar
Autor: Luz Avané Cataño
4 de Septiembre de 2013


Al parecer las estructuras arqueológicas pueden pertenecer a diferentes periodos prehistóricos y comunidades que poblaron el Valle de Aburrá y el Altiplano de Oriente.



El trabajo de identificación y de diagnóstico de las estructuras arqueológicas se realizó en abril y mayo de este año.
Cortesía la EDU
25 piezas arqueológicas aproximadamente ubicó la Empresa de Desarrollo Urbano, EDU,  en el cerro Pan de Azúcar, previo a la construcción del Camino de la Vida, componente del Jardín Circunvalar de Medellín, proyecto que hace parte del Cinturón Verde Metropolitano.

El hallazgo es el resultado del diagnóstico  arqueológico que se debe hacer cuando se va a intervenir un territorio, con el fin de tramitar las licencias ante la autoridad correspondiente. En este caso, el Ministerio de Cultura, a través del Instituto de Antropología e Historia.

Estructuras, redes de caminos, sistemas de vallados y muros, todos construidos en piedra para realizar actividades agrícolas principalmente fueron los vestigios ubicados por el grupo de profesionales contratados por la EDU para asesorar el Proyecto de Cinturón Verde en este tema.

De acuerdo con Gonzalo Castro, el arqueólogo que lideró el diagnóstico en el cerro Pan de Azúcar para la EDU, en 1990 un grupo de arqueólogos de la Universidad de Antioquia adelantó un estudio en el que identificaron las reliquias históricas en el perímetro del cerro.

Corvide, empresa encargada en aquel tiempo de ejecutar la política de vivienda de Medellín, contrató  a la Universidad de Antioquia para que le hiciera la valoración pertinente, ya que pretendía construir un parque periurbano en este sector, con el fin de mitigar el proceso de expansión que se estaba dando desde ese momento.

Castro explicó que en  ese estudio que hizo la Universidad de Antioquia encontraron alrededor de 30 estructuras y detectaron una plataforma a la que denominaron campos de terraza, que son unas adecuaciones sobre las laderas del cerro, cuyo fin no pudieron identificar con precisión en ese tiempo.

Es así como este año cuando el grupo de la EDU inició el trabajo, lo primero que hicieron fue retomar el estudio hecho por la Universidad, subir al cerro y reubicar las piezas arqueológicas señaladas en este y otros estudios anteriores.

Lo que siguió fue hacer la inspección y evaluar el valor patrimonial de las estructuras identificadas.

Por su parte, Carlos Ignacio Uribe, gerente del proyecto Cinturón Verde Metropolitano, resaltó la importancia de los hallazgos y el trabajo posterior que se hará con esas piezas, ya que según él en Medellín hay un gran patrimonio arqueológico que está expuesto a la ocupación informal del territorio. Lo que se busca es recuperarlo y protegerlo.

Estado de las piezas


Para elaborar el plan de manejo arqueológico fue necesario determinar el estado en que se encontraban las estructuras identificadas, para determinar de qué manera la EDU debía proceder, acorde  con los requisitos de ley, que son fundamentalmente conservar, preservar y difundir.

Se logró identificar que la mayoría de las piezas estaban en buen estado de conservación, gracias a que estaban cubiertas con los árboles y la maleza, ocultas a la comunidad.

Así lo informó Castro, quien también indicó que se encontraron con que otro grupo de esas piezas identificadas inicialmente por la Universidad de Antioquia ya había desaparecido por completo.

Entre las razones expuestas están las naturales, ya que el cerro tiene una conformación geológica particular, con propiedades que generan deslizamientos en masa. Estos son los principales causantes de que esas estructuras hayan desaparecido, también se debe  a que alguna spersonas han utilizado el territorio para construir sus viviendas.

¿A qué periodo y  a qué comunidad pertenecían?


Aún no se ha podido identificar a qué periodo histórico pertenecían estas piezas y quiénes fueron sus constructores, ya que de acuerdo con la explicación del arqueólogo Castro en el Valle de Aburrá y el Altiplano Oriental han estado sujetos a procesos intensos de poblamiento desde 4.000 años antes de Cristo.

Además, que la construcción y adecuaciones de estructuras en piedra en el Valle de Aburrá y en los altiplanos son de muy vieja data y existen infraestructuras de todos los periodos. Por ejemplo, que en el Prehispánico se utilizaron las rocas para construir gran cantidad de infraestructuras que se identifican claramente.

En el Altiplano Oriental se construyeron grandes sistemas de terrazas de cultivos, se hicieron adecuaciones en las quebradas para facilitar la explotación del oro y posteriormente en las épocas Colonial y Republicana esas estructuras continuaron, razón que dificulta identificar a qué periodo pertenecen.

Por su parte, Uribe señaló que los hallazgos de tipo vallados, que son esos elementos tipos muros que hacían los indígenas para sostener el territorio, tienen un potencial arqueológico muy importante.

Por otro lado, Castro dijo que están tratando de desarrollar métodos de datación más precisos.

Trabajos del Jardín Circunvalar


De acuerdo con Uribe uno de los principios del Cinturón Verde Metropolitano es proteger el patrimonio, por lo que se debe reconfigurar y ordenar el borde de la ciudad y definir los programas, que permitan consolidar un territorio equilibrado.

Referente a esto, tanto en el cerro Pan de Azúcar, como para el resto de la ciudad tienen un Plan de manejo arqueológico integrado a lo que es el Cinturón, con el fin de reordenar el territorio.

Según Uribe, para lograr esos propósitos la arqueología se vuelve un elemento trascendental y una oportunidad para disfrutar de los ancestros, potenciar el manejo prehispánico e indígena que tuvo la ciudad.

Además que con el Camino de la Vida lo que se pretende es empezar a unir e identificar esos hallazgos, donde se puedan generar unas plazoletas, unos espacios para la comunidad.

Igualmente, están adelantando el estudio para tener el diagnóstico en otras partes de Medellín.


Jardín Circunvalar

De acuerdo con la Empresa de Desarrollo Urbano, EDU, el Jardín Circunvalar de Medellín es una estrategia de intervención integral del hábitat de corto y mediano plazo, en el marco del Cinturón Verde Metropolitano, para mejorar la calidad de vida de los habitantes y consolidar un territorio equilibrado y equitativo en la zona de encuentro entre lo urbano y lo rural; mediante la sumatoria de programas y proyectos de la Alcaldía de Medellín.

Lo componen el Camino de la Vida, que es un sendero peatonal, la Ruta de Campeones, que es un sendero para bicicletas y el Corredor de Movilidad Limpia.



Historia

De acuerdo con Gonzalo Castro, arqueólogo, los hallazgos en el cerro Pan de Azúcar son una ejemplificación de la tradición cultural arquitectónica de los medellinenses.

Además, que también se encontraron en el cerro una serie de evidencias relacionadas con los caminos antiguos, ya que Medellín desde épocas muy remotas ha tenido interconexiones con las sociedades ubicadas en los altiplanos orientales y en las grandes cuencas hidrográficas, que surgieron de la necesidad de conexiones para mover bienes y servicios, como el comercio de oro y la sal.

“De esos sistemas hay uno como el camino de la cuesta del que se han encontrado evidencias en Medellín y que a través de la ladera oriental sube el altiplano que conocemos como la laguna de Guarne y de ahí cruza todo lo que es el Parque Arví. De ese camino quedaban vestigios de sus calzadas en roca, algunas de las cuales han sido restauradas recientemente en asocio al desarrollo del parque”, dijo.

También quedan algunos vestigios en roca muy cerca de donde están asentados los barrios de Llanaditas y 13 de Noviembre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario